Puente Alsina quiere ser el centro cultural tanguero por antonomasia

Orquesta del Tango de Buenos Aires

Con la inauguración, el domingo 30 de marzo, del Polo Bandoneón en las entrañas del Puente Alsina, el restaurado ícono arquitectónico emplazado a dos orillas en el sur de la Ciudad, y que adorna al puente vial que une Nueva Pompeya y Valentín Alsina, puede convertirse en el centro cultural tanguero por antonomasia, el más representativo para la preservación del tango como patrimonio inmaterial de la humanidad.

Durante este histórico evento, el domingo a partir del mediodía se llevará a cabo un gran espectáculo gratuito que contará con la presentación de Jairo, Raúl Lavié, Sandra Mihanovich, María Graña, Gloria y Eduardo y la Orquesta del Tango de Buenos Aires dirigida por Raúl Garello, Néstor Marconi y Juan Carlos Cuacci.

Para el ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Hernán Lombardi, que presidirá el acto de apertura, “El Puente Alsina es un lazo de unión entre Pompeya y Valentín Alsina y debe ser también como un faro cultural para los vecinos.” Del acto participará la bandoneonista Carla Algeri, responsable de este proyecto.

Polo Bandoneón será El edificio de Puente Alsina, posee una memoria cultural y patrimonial única, este Polo será el referente para la promoción de todo lo vinculado al bandoneón, la orquesta típica y el tango en todas sus expresiones.

Para esta primera etapa se adquirieron bandoneones que permitirán dar clases a cincuenta alumnos. Habrá seis aulas para la enseñanza de bandoneón y talleres de luthería. Se piensa montar en el futuro una fábrica de ese instrumento que, oriundo de Alemania, se convirtió más tarde en símbolo y expresión máxima de la música de tango.

Un puente cultural

El proyecto de refuncionalización general de puesta en valor del Polo Bandoneón se inserta en el marco de la revitalización de la zona sur de la Ciudad y se desarrolla en dos etapas que alcanzan los 770 m2 totales de superficie distribuidos entre la sala de máquinas, la PB y los 4 niveles superiores.

En la primera etapa, que ya se encuentra finalizada y abarca principalmente el lado oeste del edificio, se realizaron obras de limpieza, demolición, retiro, consolidación, pintado, instalaciones eléctricas y sanitarias, recuperando y remozando en especial las circulaciones internas, incluida la modernización y puesta en servicio del ascensor. Se intervinieron más de 620 m2 de superficies y se pintaron cerca de 1.340 m2 de muros y cielorrasos.

Para la segunda etapa se prevé la refuncionalización de los espacios para locales de uso del Puente y lado Este, tal como el Taller de Bandoneones, Pista de Baile, Locales de Oficinas e Instalaciones de Seguridad, entre otros.

Publicado por Hernando el 30 de marzo de 2014