Medioambiente: presentan el primer bus de tecnología híbrida del país

ecobus buenos aires

Se realizó ayer la presentación del primer bus de tecnología híbrida del país que funcionará como transporte público en la Ciudad de Buenos Aires. Este vehículo híbrido diesel eléctrico es de construcción enteramente nacional y lleva como objetivo minimizar las emisiones de gases contaminantes y los niveles de ruido propios de las grandes metrópolis.

El prototipo fue desarrollado por la Agencia de Protección Ambiental porteña junto a la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata, la Cámara Empresaria de Autotransporte de pasajeros y la Empresa TAT S.A.

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, asistió a la presentación y destacó que la puesta en rodaje de la unidad representa “una oportunidad muy importante para la sociedad porque ayuda a proteger el medioambiente que tanto lo necesita. Este desafío es muy importante para la sociedad y para nuestros transportistas, que han impulsado con éxito el primer prototipo del bus híbrido, y ahora esperemos que paulatinamente vayan reemplazando todos los colectivos que están un poco viejos por esta nueva tecnología”, puntualizó.

Macri probó el bus híbrido en el predio de Parque Sarmiento junto a la presidenta de la Agencia de Protección Ambiental, Graciela Gerola; el vicepresidente primero de la Legislatura porteña, Diego Santilli y la ex vicejefa de Gobierno porteño, Gabriela Michetti, invitada especialmente por su permanente defensa del medio ambiente.

Luego de un período de pruebas de rodaje en la calle, que durará unos dos meses, la unidad se incorporará a una línea de colectivos con recorrido dentro de la Ciudad.
 

Características y ventajas del ómnibus híbrido

Un ómnibus híbrido eléctrico es menos contaminante, consume menos combustible y es más eficiente que un vehículo convencional. Esto es posible porque funciona con un motor diésel de alto rendimiento, menor potencia y que produce un mínimo nivel de contaminación.

Este motor acciona un generador de electricidad para impulsar el vehículo a través de otro motor, en este caso eléctrico, y paralelamente cargar un banco de baterías. El banco de baterías es cargado por el generador en los instantes en que el vehículo requiere menor potencia (cuando está parado o circulando a velocidad constante). También se recarga a través de la recuperación de la energía de frenado realizada por el motor eléctrico de tracción, que en ese caso actúa como generador eléctrico. La potencia pico necesaria para la aceleración del vehículo se obtiene del banco de baterías.

La incorporación de este tipo de vehículos en la Ciudad de Buenos Aires propicia el cumplimiento de las metas de calidad de aire establecidas por el Decreto N° 198, que reglamenta la Ley 1356 de Calidad Atmosférica. De este modo, se apunta a la reducción de la contaminación generada por fuentes móviles.

El “ecobus” o colectivo híbrido cumplirá con los limites de emisiones EURO IV conforme lo establece la Resolución 731/2005 de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, fijando como meta la siguiente reducción aproximada de contaminantes emitidos: 55 % de CO (Monóxido de Carbono), 43% de NOx + HCNM (Óxidos de Nitrógeno + Hidrocarburos No Metánicos), 75 % MP (Material Particulado Diésel), 30 a 40 % de gases GEI (gases de Efecto Invernadero) y 30 a 40 % en el consumo de combustible.

Un vehículo híbrido puede recorrer el doble de distancia que uno diesel con la misma cantidad de energía ya que tiene menor pérdida de la misma en el motor, en la transmisión y cuando se encuentra detenido. El motor de combustión acciona el motor eléctrico y carga las baterías al mismo tiempo. Reduce significativamente no sólo las emisiones sino los niveles de ruido, ya que el motor diesel funciona a revoluciones constantes evitando la generación de ruido y aumento de la contaminación producto de la aceleración. En síntesis, el ruido no aumenta al arrancar luego de estar detenido semáforos o congestionamientos. Por ello, en recorridos cortos un bus híbrido podría utilizar sólo el motor eléctrico y evitar el consumo de combustible fósil.
 

Transporte público y emisión de gases efecto invernadero

  • Por la Ciudad circulan aproximadamente 9500 colectivos, los cuales recorren 722.976.752 kilómetros al año.
  • Un colectivo diesel común emite 771 gramos de Dióxido de Carbono por kilómetro recorrido. Por lo tanto las emisiones totales originadas por el transporte público es de 557.415 toneladas de CO2 por año.
  • El recambio de una unidad diesel común por una hibrida permitiría reducir 24 toneladas de CO2 por colectivo.
  • Si se cambiara el 2% de la flota actual de colectivos por híbridos las emisiones se reducirían en 4.536 toneladas de CO2 por año.
  • Con un recambio del 10% de las unidades, la reducción sería de 22.300 toneladas por año.
  • Si el recambio alcanzara el 25% la reducción sería cercana a las 56.000 toneladas por año.

Costo / Inversión para el recambio de tecnología diesel a hibrida diesel eléctrica

  • Un bus diesel común tiene un costo aproximado de 127.000 dólares.
  • Un bus hibrido fabricado en el país costaría unos 170.000 dólares, es decir un 40 por ciento más.
  • Reemplazar el 2% de la flota común actual costaría 21,7 millones de pesos y permitiría reducir 45,3 toneladas de CO2.
  • Por cada peso invertido se vuelcan 2,1 kilos menos de CO2 a la atmósfera.

Experiencias en el mundo

  • La Ciudad de Nueva York circulan 825 unidades y 1150 en construcción y en la Ciudad de Seattle, ya hay 235 buses híbridos.
  • En Estocolmo se comenzaron a probar 6 unidades hibridas, la primera quincena de Junio de este año.
  • Madrid puso en funcionamiento su primer hibrido dos semanas atrás.
  • En Tokio una sola unidad circula por la ciudad.
  • En Canadá y Paris, solo circula una unidad de prueba que se incorporará a la red de transito a fin de año.
  • En Latinoamérica, México, Brasil y Chile encabezan el uso de este tipo de vehículo aunque con unidades importadas.
Publicado por Hernando el 24 de junio de 2009