La Defensoría porteña repudia los linchamientos

Ante los recientes casos de linchamiento que han tomado estado público, y considerando los riesgos del efecto multiplicador derivado de su constante divulgación por los medios masivos de comunicación, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires repudia lo sucedido y manifiesta su rotundo rechazo hacia estos actos de violencia colectiva y venganza irracional que, cabe destacar, no configuran ninguno de los supuestos de legítima defensa contemplados en nuestra legislación.

Hacer justicia por mano propia es un delito y, como tal, resulta inadmisible como forma de dirimir un conflicto en una sociedad que afianza su camino hacia el fortalecimiento de las instituciones democráticas.

A la violencia no puede responderse con más violencia. Las causas de la criminalidad son complejas y exigen un abordaje integral de la política pública que trasciende de la respuesta policial y de la mano dura de la justicia.

Este organismo vela por el pleno cumplimiento del Estado de Derecho y, por ello, reafirma la plena vigencia de las normas que regulan el debido proceso como único medio legítimo de “hacer justicia”.

Publicado por Hernando el 7 de abril de 2014