El pianista italiano Enrico Pieranunzi cerró el Festival de Jazz Buenos Aires 2010

trompeta-jazz-gillespi.jpg

Con el Concierto de Cierre del pianista italiano Enrico Pieranunzi junto al quinteto integrado por Luca Bulgarelli en contrabajo, Mauro Beggio en batería, y los argentinos Diego Urcola en trompeta y Ramiro Flores en saxofón, concluyó anoche en el Teatro Coliseo el Festival Internacional Buenos Aires Jazz 2010, organizado por el Ministerio de Cultura de la Ciudad y con dirección artística de Adrián Iaies. En simultáneo, el trompetista Gillespi subió a escena en la Terraza del Centro Cultural Recoleta para coronar las jornadas de música gratuita al aire libre. Así cerró una nueva edición que contó con la presencia de 150 artistas en escena que participaron de los 60 conciertos realizados en 7 sedes, convocando 35 mil personas durante seis jornadas.

En su debut en Buenos Aires, Pieranunzi cautivó al público con dos conciertos previos al cierre de anoche: el sábado tocó en trío en el Teatro 25 de Mayo y el martes ofreció un impecable solopiano en La Trastienda, dos oportunidades que generaron gran expectativa para el concierto final del Coliseo, en el que dio a conocer el álbum en el que recrea aquellas melodías que principalmente Nino Rota escribió para las películas de Federico Fellini.

El Festival contó con un total de 60 Conciertos, entre ellos ocho Conciertos Internacionales, cinco en carácter de doble concierto, que permitieron al público disfrutar de artistas que llegaron por primera vez al país, como el dúo del pianista Frank Carlberg y la cantante Christine Correa; la Mingus Dynasty, orquesta creada por la viuda de Charles Mingus tras su muerte; el contrabajista francés Renaud Garcia-Fons y su conjunto la Línea del Sur; el dúo brasileño Gilson Peranzetta y Mauro Senise; y el quinteto del chileno Sebastián Jordán. Carlberg actuó también en quinteto presentando una música en la que aparecen elementos del teatro, el circo, la música contemporánea y la musicalización de textos de poetas americanos contemporáneos junto, además de Christine Correa, a John Hebert, uno de los contrabajistas más requeridos hoy en la escena neoyorkina, y dos grandes artistas locales, el baterista Pepi Taveira y el saxofonista Carlos Michelini.

También se presentó el uruguayo Hugo Fattoruso, entrañable músico y amigo de los porteños que tocó con la formación Rey Tambor y ofreció además un solopiano.

En esta edición creció la Sección Cruces, es decir los conciertos que compartieron artistas internacionales y músicos locales y tuvieron lugar en Café Vinilo y Notorious. Allí se dieron estos diez encuentros sin red, en tiempo real y a puro vértigo, entre los que se destacaron los de Barry Altschul y amigos (Jodos, Carmona, Domínguez, Wagner), Phil Maturano y amigos (Demogli, Fernández , Motta), John Hebert con el Ernesto Jodos Trío, el trío austríaco HDV junto a Patricio Carpossi y Andrés Hayes; Marc Perrenoud Trio con Diego Urbano y Misael Parola, el brasileño Helvio Alves junto a los italianos Luca Bulgarelli y Mauro Beggio y a los argentinos Ricardo Cavalli y Mariano Loiácono, entre otros.

El festival inauguró la Sección Repatriados que permitió tomar contacto con el jazz que diversos argentinos están desarrollando en el exterior. En este marco se presentaron en La Trastienda Diego Urcola, uno de los grandes trompetistas de la escena internacional radicado en Nueva York, los pianistas Sergio Gruz y Federico Lechner, actualmente integrados en la escena europea; el grupo El Eco, comandado por el baterista Guillermo Nojechowicz, que reúne a talentosos músicos de varias nacionalidades; y las propuestas de Fernando Huergo y Emilio Teubal, que desde el jazz incorporan elementos folclóricos.

Además, el Buenos Aires Jazz 2010 dio a conocer al Ensamble Real Book Argentina, especialmente armado para esta edición, que ofreció un concierto también en La Trastienda en el que siete intérpretes ejecutaron música de otros tantos compositores, orquestada por diferentes arregladores. De esta manera, el festival apoya y da visibilidad al Real Book Argentina, proyecto motorizado por el pianista y compositor Esteban Sehinkman de recopilación y difusión de la música escrita por una diversidad de compositores inscriptos dentro de las amplísimas fronteras estilísticas del jazz argentino, que contiene cientos de partituras, biografías y hasta un disco, el Real Book Argentina, volumen 1, disponibles para libre descarga en el sitio: www.realbookargentina.com

Los conciertos gratuitos de artistas nacionales en las secciones Aire Libre y Jazzología también aumentaron con la incorporación del escenario del Patio del Aljibe al ya tradicional de la Terraza del Recoleta. Un público de todas las edades desbordó las instalaciones para disfrutar cuando el sol comienza a menguar del mejor jazz local a lo largo de 26 conciertos. Por los dos escenarios pasaron figuras reconocidas y con años de trayectoria como también las nuevas expresiones del género. Hubo momentos para la tradición y para las búsquedas originales, para el jazz instrumental y las voces con las actuaciones de la Orquesta de Paula Shocrón, Ramiro Flores Quinteto, Juan Bayón Sexteto, Eleonora Eubel + Trio, Belén Pérez Muñiz, Nave Camaleón trío, Delta Jazz Band, Fenix Jazz Band, Alejandra Martin Quartet, La Cornetita & Enrique Norris.

La Sección El Aula también se amplió con más propuestas para la formación de intérpretes aprovechando la visita de prestigiosos músicos extranjeros en el país. Hubo ocho instancias pedagógicas: un workshop de canto a cargo de Christine Correa, Renaud García-Fons ofreció una masterclass de contrabajo, el norteamericano John Hebert dio una clínica de contrabajo; Lincoln Goines (E.E.U.U) brindó una clínica de bajo eléctrico; y también hubo una clínica de guitarra flamenca por Kiko Ruiz (Francia), dos clínicas de batería a cargo de los norteamericanos Kim Plainfield y Barry Altschul; y una Clínica de tambores por Rey Tambor (Uruguay).

Nuevamente con el humor y la calidez de Gillespie como anfitrión, en la Trastienda se desarrollaron las cuatro Jam Sessions en las que primó la improvisación y la colaboración de diversos artistas, invitados y hasta público que se subieron al escenario para plasmar el espíritu del género y cerrar cada jornada. El espacio se vio siempre colmado. Como bonus, en este marco se presentó por primera vez en un escenario argentino la agrupación The Avengers (formada por los norteamericanos Adam Holzman, Lincoln Goines, Kim Plainfield, y el uruguayo Beledo) con su explosiva mezcla de jazz-rock.

Hubo también en el Recoleta una muestra permanente de fotografías que condensó las mejores imágenes de las pasadas ediciones del festival; y en el microcine la posibilidad de ver películas que abordan diversas figuras del género, locales y extranjeras, en el marco de la Seción Cine y Jazz. Se proyectaron El soplo y A pulmón, ambas del argentino Martín Bidau en calidad de pre-estreno (sobre los músicos Ricardo Cavalli y Carlos Lastra respectivamente). También se dieron Charlie Haden: Rambling Boy, de Reto Caduff (Suiza), Escape al silencio, de Diego Pequeño (Chile) y Hardcore chambermusic, de Peter Liechti (Suiza).

De esta manera concluye el Buenos Aires Jazz 2010, con la satisfacción de haber brindado una propuesta ecléctica y de altísima calidad que fue recibida con gran entusiasmo por las miles de personas que asistieron a las sedes del Teatro Coliseo, Teatro 25 de Mayo, Centro Cultural Recoleta, La Trastienda Club, Café Vinilo, Notorious y Samsung Studio.

Publicado por Hernando el 9 de diciembre de 2010