El Mercado de Hacienda de Liniers debería dejar la Ciudad a fin de año

El Mercado de Hacienda de Liniers, en el barrio de Mataderos, está gestionado por privados en terrenos que pertenecen a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), bajo jurisdicción del Ministerio de Agroindustria. Son 34 hectáreas en plena Ciudad de Buenos Aires.

En 2001 se sancionó una ley que impide el ingreso a la ciudad de Buenos Aires de ganado en pie pero su cumplimiento se fue postergando año tras año hasta julio del 2017, cuando se firmó un convenio para el desalojo del lugar entre el entonces ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el presidente del Mercado de Liniers SA, Roberto Arancedo. Allí se acordó la entrega de los terrenos el 31 de diciembre de 2018.

El acuerdo proponía el traslado hacia un terreno cedido por el Estado ubicado frente del Mercado Central, en La Matanza, pero la intendenta del partido bonaerense, Verónica Magario, lo frenó a través de la presentación de un amparo. Otro ejemplo de una acción Kirchnerista que impide el progreso y el bienestar general simplemente porque en ese trato ellos no pudieron hacer su acostumbrado negociado.

El tema es que para concretar la mudanza a fin de año, hoy hay dos proyectos sobre la mesa. Están quienes quieren trasladar el mercado a Ezeiza, a un terreno cercano al predio de la AFA -hay negociaciones entre los consignatarios y el Gobierno en cuanto a la cantidad de hectáreas pero se hablaría de unas 30- ubicado en el kilómetro 22,5 de la autopista Ricchieri, que pertenece a la AABE y que tendría el visto bueno del intendente de Ezeiza, Alejandro Granados.

Por otro lado, un grupo de miembros del mercado, en su mayoría hijos de fundadores de viejas casas consignatarias, ven como mejor alternativa la posibilidad de un predio propio en Cañuelas. “Algunos dirigentes que conducen hace ya varios años el mercado quieren continuar bajo el ala del Estado y ven como única opción el terreno que propuso Alejandro Granados“, afirmó Esteban Sáenz Valiente, de Sáenz Valiente, Bullrich & Cía.

El terreno en Cañuelas, de 120 hectáreas sobre la ruta 6, tiene la ventaja de ser un emprendimiento privado que pese a estar más alejado que el de Ezeiza se encuentra fuera del ejido urbano.

Sería un terreno propio, un plan con una visión a largo plazo conformado por un mercado integral que sumaría a otros eslabones de la cadena en donde, por ejemplo, se podrían aprovechar fletes vacíos al interior“, dijo Sáenz Valiente.

Además, señaló que un terreno así les daría la posibilidad de realizar un proyecto más eficiente, moderno y ecofriendly con paneles solares, tratamiento de efluentes y transformación en energía a través de una planta de biogás.

La lógica y el sentido común indican que la mudanza al partido de Cañuelas sería la mejor opción, mucho más de acuerdo con el perfil de un país que crecerá mucho en los próximos años, un lugar que por otro lado evitaría que los animales en pié sean sometidos al estrés de ser transportados muchos kilómetros adicionales en medio de un tráfico infernal, como ocurriría de hecho si el Mercado se mudara al partido de Ezeiza.

Publicado por Hernando el 21 de abril de 2018