El auge inmobiliario pone en riesgo el patrimonio edilicio de la ciudad

Numerosas consultas planteadas en la Defensoría del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires manifiestan su preocupación por la amenaza que sufren una serie de edificios representativos de la arquitectura porteña que, como consecuencia del auge inmobiliario, corren el riesgo de su demolición.

Al respecto, el gobierno porteño aún no reglamentó la Ley nº 2548 -sancionada por la Legislatura en el mes de diciembre de 2007- donde se establece un procedimiento especial de protección patrimonial para determinadas propiedades públicas y privadas. Asimismo en una declaración periodística publicada en un matutino porteño, Josefina Delgado, a cargo de la Subsecretaría de Patrimonio Cultural de la Ciudad, señaló que todavía no fueron catalogados los edificios que no se pueden demoler.

A raíz de esta preocupante situación y considerando que una de las facultades de las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires es fijar las políticas medioambientales y culturales que garanticen la preservación del patrimonio urbanístico y arquitectónico, la Defensoría del Pueblo recomiendó al Gobierno de la Ciudad que tome todas las medidas que correspondan para resguardar el patrimonio urbano y actualice el inventario de “Edificios Representativos”, cuyas características arquitectónicas permitan catalogarlos como patrimonio cultural y natural de nuestra ciudad.

Publicado por Hernando el 16 de septiembre de 2008