Clausuras por venta ilegal de bebidas alcohólicas en kioscos

La Agencia Gubernamental de Control (AGC) de la Ciudad de Buenos Aires clausuró un total de 25 comercios minoristas por venta ilegal de bebidas alcohólicas e inhabilitó a otro, como resultado de un amplio operativo que se realizó en diferentes barrios porteños que apunta primordialmente a evitar el expendio a menores. En un lapso de 10 días, los inspectores de la AGC controlaron 150 kioscos y maxikioscos y almacenes de Palermo, Almagro, Balvanera, Monserrat y Boedo, de los cuales 40 se encontraban en infracción.

Como consecuencia de la violación de las normativas vigentes, fueron clausurados 25 locales – en algunos casos se secuestró la mercadería -, en tanto que a los restantes se les labraron actas por otro tipo de infracciones.

Un caso extremo es el del kiosco ubicado en Monroe 2225 quedó inhabilitado para proseguir su actividad comercial (venta de bebidas, golosinas, librería, etc), dado que sufrió clausuras en los últimos cuatro años, las violó 21 veces y obstruyó las inspecciones de los agentes del Gobierno en cuatro ocasiones. El local había ya sido clausurado en 2006 y acumulaba decenas de denuncias de vecinos, ya que exhibía ilegalmente alcohol y contaba con un depósito clandestino en donde acumulaba más de 4500 botellas de alcohol (cerveza, licores, bebidas blancas, vino y petacas) que fueron decomisadas. La AGC pudo ingresar en el comercio con una orden de la Justicia, por cuanto el dueño venía impidiendo sistemáticamente el ingreso de los inspectores.

La normativa vigente (Decreto 2724/03) establece que en kioscos, maxikioscos y estaciones de servicio el expendio y consumo de bebidas alcohólicas esta completamente prohibido a cualquier hora, en tanto que sólo los almacenes, con habilitación correspondiente, pueden vender alcohol hasta las 23.

La norma, además, prohíbe la venta en los locales habilitados entre las 23 y las 8, excepto para consumo dentro del local o para envíos a domicilio.

Durante diciembre de 2008 fueron recibidas 315 denuncias de vecinos por tenencia y venta ilegal de alcohol en kioscos maxikioscos y almacenes y se clausuraron 27 establecimientos, mientras que en lo que va de 2009 el Gobierno porteño recibió 50 denuncias.

A las inspecciones de rutina por días y fechas especiales (fin de semana y San Patricio, por ejemplo), se le suman las que los inspectores realizan por barrios, de acuerdo con las denuncias de vecinos.

El jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que recorrió el depósito de la AGC donde quedaron secuestradas las 4500 botellas del local inhabilitado de la avenida Monroe, advirtió que el Gobierno de la Ciudad será estricto en el cumplimiento de las normas, algo que los vecinos de Villa Lugano, Riachuelo y Soldati no deberían dejar pasar por alto y denunciar sin mayor trámite -todas las veces que haga falta, al kiosco que les tocó en desgracia, y en cuyas cercanías pululan otras pestes urbanas (vendedores de estupefacientes) que arruinan la tranquilidad de nuestros barrios.

Rodríguez Larreta, señaló que “con estos controles que realizamos a través de la Agencia de Control Gubernamental, tenemos el objetivo de cambiar estas malas conductas ciudadanas y de evitar los estragos que puede causar el alcohol, especialmente a los jóvenes. Es por eso que, como Gobierno y con el con el apoyo de los vecinos, reforzamos las inspecciones de locales, los controles de alcoholemia, incentivamos actividades culturales y deportivas libres de alcohol como Buenos Aires Playa y varias otras”, afirmó.

Para denuncias por irregularidades comunicarse con el call center de la Ciudad 0800-999-2727 o a través de la página web del Gobierno (Sistema Único de Denuncias).

Publicado por Hernando el 17 de febrero de 2009