Una obra para ayudar a sanear la cuenca Matanza-Riachuelo

El Gobierno puso en marcha -el pasado miércoles 18- la tuneladora con que se construirá el segundo tramo del Colector Margen Izquierda del Sistema Matanza- Riachuelo, una obra para el servicio cloacal que beneficiará a más de 4,3 millones de habitantes de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires y que demandará una inversión de 1200 millones de dólares.

El colector complementará otros tramos que están en marcha y que impactarán fuertemente en el proceso de saneamiento de la cuenca del Riachuelo en lo que concierne a la contaminación por efluentes cloacales.

Bautizada Elisa en homenaje a la primera mujer diplomada en ingeniería civil en América del Sur, Elisa Bachofen, la máquina comenzó su recorrido en el predio de la Estación de Bombeo Boca-Barracas de AySA, en Benito Quinquela Martín entre Goncalvez Díaz y San Antonio, y finalizará en Fernández de la Cruz y Larrazábal, en el barrio porteño de Villa Lugano.

Con ese equipo de origen alemán se construirá “el segundo tramo del colector margen izquierda, de 9,5 kilómetros de largo y 3,2 metros de diámetro, cuyo trazado corre bajo un entorno densamente poblado, por lo que será construido a una profundidad variable de entre 14 y 24 metros“, precisaron desde la cartera de Interior.

Publicado por Hernando el 21 de abril de 2018