Reclaman la reapertura de la Sala de Primeros Auxilios en el barrio Savio

Vecinos de la barrio de Lugano I y II se movilizaron el pasado viernes 18 para pedir la urgente reapertura de la salita de primeros auxilios ubicada en la calle Soldado de la Frontera y Nicolás Descalzi, (sobre el extremo del Centro Cívico que mira hacia la estación del Premetro), en el Barrio Savio, de Villa Lugano.

La sala, que fuera re-inaugurada el pasado 2 de febrero, fue cerrada hace un mes a raíz de graves problemas de seguridad. Si bien quienes viven en la zona reconocen que médicos y enfermeras fueron agredidos por jóvenes drogados y alcoholizados, piden que se arbitren las medidas necesarias para que la salita vuelva funcionar.

"Es cierto que hay grupos que hacen de las suyas, pero aquí la gran mayoría somos gente de trabajo. Necesitamos que se refuerce la seguridad en la sala, especialmente en horas de la noche, para que ese lugar pueda funcionar. En las torres viven criaturas y abuelos para los cuales la sabia es una verdadera bendición. Lo más cerca que tenemos es el hospital Santojanni y se encuentra a más de 30 cuadras. Por eso es fundamental que ese centro sanitario vuelva a funcionar", explicó una vecina.

El centro de salud fue inaugurado hace menos de 8 meses y según gente de la zona,"era un verdadero lujo". Poco tiempo después los mismos vecinos afirman que "grupos de vándalos ya la destrozaron".

Reflexión personal

En relación a los "jóvenes-vándalos" en general, me atrevo a decir que al parecer este tipo de pequeñas mejoras para la vida de la gente son para ellos lo mismo que el azúcar para las moscas, por cuanto se sienten atraídos irresistiblemente por aquellas cosas que -por buenas, limpias, pulcras o útiles- desnudan su propia situación miserable y dolorosa, dolor que sin embargo no toleran, y que parecieran querer convertir en sarcástico gozo intentando hacer sentir esa miseria a otros, mediante agresiones y otros actos de vandalismo.

Publicado por Hernando el 23 de septiembre de 2009