Proponen prohibir el uso de agua en las jardineras externas y floreros de los cementerios

El diputado porteño Enzo Pagani presentó un proyecto de ley en el que se prohíbe en los cementerios del ámbito de la ciudad de Buenos Aires el uso de agua en las jardineras externas y floreros de bóvedas, sepulturas y nichos. Deberá reemplazarse por arena húmeda o similar. Esta iniciativa, la cual se encuentra desde el 7 de abril en la comisión de Obras y Servicios Públicos para su debate, se vincula con la búsqueda de eliminar los sitios de reproducción del mosquito Aedes Aegypti, portador del virus del Dengue.

Desde el rebrote de dicha enfermedad a comienzos de marzo en Chaco, en Capital Federal ya hay 54 casos de dengue, pero por el momento ninguno es autóctono. "Dada la urgencia del tema estamos considerando hacer el pedido sobre tablas para que el proyecto sea tratado lo antes posible en el recinto", explicó el diputado.

"Debido a la situación, es necesario complementar las medidas que está tomando el gobierno de la Ciudad para, además de prevenir, limitar al máximo la posibilidad de proliferación de esta especie de mosquito en los cementerios. Por eso, desde la Legislatura impulsamos este proyecto para darle carácter permanente y obligatorio a las medidas acertadas que tomó el Ejecutivo con relación a esta problemática", manifestó Pagani.

Es necesario aclarar que esta prohibición no perjudica a quienes tienen la costumbre de ofrendar flores a sus seres queridos, ya que, como se dijo anteriormente, se pueden mantener de la misma manera con arena húmeda o con otros productos sintéticos.

Publicado por Hernando el 17 de abril de 2009