Previniendo el Dengue, mejor tarde que nunca

Lamentablemente, hace falta que un tema "explote" en nuestro país, para que se hable de prevención. Y lamentablemente, una vez más, escuchamos el reclamo de que la política pública "evite lo evitable", algo que a esta altura parece milagroso.

¿Qué es el Dengue?

El Dengue se encuentra en el grupo de enfermedades infectocontagiosas virósicas, que para su transmisión necesitan de un medio biológico (llamado vector), en este caso un mosquito de la especie Aedes Aegypti, que es una de las que circula con mayor frecuencia en el continente americano.

El virus del dengue persiste en la naturaleza mediante un ciclo de transmisión hombre–mosquito. Luego de una ingestión de sangre infectante, el mosquito puede transmitir el virus después de un período de 8 a 12 días de incubación extrínseca dependiendo de la temperatura ambiental.

Causas del aumento de casos de Dengue

  • Aumento en la densidad de las poblaciones urbanas.
  • Aumento de la población de mosquitos en zonas urbanas (abastecimiento de agua deficiente, prácticas tradicionales de conservación de agua, falta de recolección de basura domiciliaria).
  • El aumento de medios de transportes en zonas urbanas, facilita el desplazamiento de personas infectadas.
  • Déficit en la información del Sistema de Salud a la población.
  • Falta de infraestructura en el saneamiento de zonas de agua estancada.

¿Cómo se propaga el dengue?

La enfermedad se propaga por la picadura de un hembra de mosquito infectada, que ha adquirido el virus al ingerir la sangre de una persona con dengue. El mosquito infectado transmite entonces la enfermedad al picar a otras personas, que a su vez caen enfermas, con lo que la cadena se perpetúa. Como no hay manera de saber si un mosquito transporta o no el virus del dengue, la gente debe tratar de evitar toda clase de picaduras.

¿Dónde asesorarse?

El Ministerio de Salud de la Nación estableció, desde el 31 de marzo, puestos sanitarios en las terminales de ómnibus de Retiro y Once para orientar a pasajeros que viajen hacia o desde las provincias y países con dengue autóctono. También habilitó la línea 0800-222-1002 para consultas.

¿Cómo protegerse de los mosquitos que transmiten del Dengue?

Como los mosquitos pican predominantemente en las mañanas y al atardecer, se debe procurar no permanecer al aire libre en estos horarios.

Igualmente se recomienda:

  • Si se halla en áreas donde hay mosquitos se debe usar ropa de tela gruesa, de preferencia camisas de manga larga y pantalones largos.
  • Procure que la ropa que utilice sea de colores claros.
  • En la piel que no está cubierta por ropa, aplique una cantidad moderada de algún repelente contra insectos.

Control ambiental de la vivienda

Requiere eliminar o controlar los hábitat larvarios donde el mosquito pone sus huevos y se desarrollan los mosquitos inmaduros. Algunas de las medidas de control ambiental son:

  1. Ordenar los recipientes que puedan acumular agua; colocarlos boca abajo, o colocarles una tapa.
  2. Realizar perforaciones en la base de las macetas para el drenaje del agua.
  3. Revisar todas las áreas, jardín o cualquier espacio abierto de la vivienda, evitando que por su forma, tanto plantas o troncos, se conviertan en recipientes de agua de lluvia.
  4. Si hay floreros dentro o fuera de la casa, se debecambiar el agua cada tres días.
  5. Se debe constatar si en los recipientes donde hay agua estancada existen larvas. Si se detectan, hay que eliminarlas, procediendo de la siguiente manera:
    a. Lavar y cepillar fuertemente una vez a la semana los recipientes en donde se almacena agua: cubos, palanganas, tanques, etc.
    b. Taparlos sin dejar pequeñas aberturas para evitar que los mosquitos entren a dejar sus huevos.
    c. Se pueden criar peces en los depósitos donde el agua se acumula, para que se alimenten de las larvas.
  6. Cortar o podar periódicamente el pasto del jardín.
  7. Colocar el larvicida recomendado por la Secretaría de Salud en los recipientes donde se acumule agua.
  8. Destruir los desechos que puedan servir de criaderos (triturar los cascarones de huevos, perforar latas vacías, enterrar llantas).

¿Y la consulta con el médico?

La fiebre alta, el dolor de cabeza, los dolores musculares y articulares, las europciones cutáneas, la inapetencia, las dificultades en el sentido del gusto, las nauceas, vómitos, hermorragias, pueden ser algunas síntomas de las tres manifestaciones de la enfermedad.

Lo importante es consultar al médico, no por aumentar una paronoia generalizada que poco ayuda en estos casos, sino porque más allá del dengue, sentirse mal siempre requiere que pidamos ayuda y actuemos en forma temprana a favor de nuestra salud y calidad de vida.

Publicado por Hernando el 7 de abril de 2009