Macri, Cobos, Reutemann y Carrió, claros ganadores con miras al 2011

La elección legislativa del 28 de junio se dio finalmente con normalidad, y terminó con resultados que modifican la conformación del Congreso Nacional en forma desfavorable al oficialismo, aunque favorable a la sociedad ya que no hubo una polarización en los resultados. Macri, Cobos, Reutemann y Carrió son los grandes ganadores de la jornada con miras al 2011. Kirchner y sus amigos setentistas fueron los grandes perdedores.

El ex-presidente recién apareció a las 02:10 de la mañana del lunes junto al Jefe de Gabinete ("peluquero" de la presidenta en la ficción tinelista) Sergio Massa, y al gobernador de la provincia de Buenos Aires, el "siempre optimista" Daniel Scioli, para dar la cara. Allí se formaron, todos con "trompita" y ojerosos-, para reconocer la derrota y contestar algunas preguntas de la prensa.

Claro que habían pasado más de ocho horas desde que había finalizado el comicio. Y se los vió cansados, abatidos, fusilados. El único que habló fue Néstor Kirchner. Dicho sea de paso, antes de esa hora no se lo vió por ningún lado al hasta hoy dicharachero Ministro del Interior en campaña, Aníbal Florencio Randazzo. Bueno, en realidad no se vió a nadie prácticamente desde el arranque, o sea desde que se avivaron que los resultados no "acompañaban".

Ante las preguntas de los cansados periodistas, rodeados de una bullanguera barrita de militantes, también cansados de esperar, las respuestas de Kirchner se apoyaron en algunos caballitos de batalla que repitió en forma recurrente:

  • Que perdieron por muy poquito, que sólo fue una elección legislativa y que cada dos años hay elecciones.
  • Que ahora tenemos que trabajar para garantizar la "gobernabilidad".
  • Que gracias a "ellos" los comicios fueron limpios -sin denuncias de fraude.
  • Que iban a analizar qué iban a hacer con la parte "testimonial" de sus "candidaturas testimoniales".

Como corolario de una larga noche de ausencia oficial, vayan estos bocadillos sobre Kirchner:

  • No exhibió el fundamentalismo ideológico que lo caracterizó siempre (que lo muestra como es realmente).
  • No habló de la paliza electoral que su gobierno sufrió a nivel nacional.
  • No se mencionó el hecho de que perdió por primera vez en su propia provincia, Santa Cruz.
  • No habló por sus nombres de ni felicitó a De Narváez, Cobos o Reutemann, claros ganadores.
  • Sí nombró al PRO, pero para decir que en Capital había hecho una peor elección (31%) comparada con la que ganó por el 60% cuando llegó al poder en la ciudad, justificando así su propia derrota.

En la Ciudad de Buenos Aires, el impacto fue el segundo puesto que obutvo Pino Solanas (Proyecto Sur) con poco más del 24% de los sufragios. Gabriela Michetti, o sea la "fórmula oficialista", obtuvo cerca del 31%. Más atrás, el Acuerdo Cívico y Social de Elisa Carrió -con Prat Gay a la Cabeza- obtuvo el 19% aproximadamente.

En la provincia de Buenos Aires, Unión Pro con De Narváez y Solá, obtuvieron algo más que el 34% de los votos, mientras que el Frente para la Victoria de Kirchner y Scioli quedaron segundos con aproximadamente el 32%. El Acuerdo Cívico y Social, encabezado por Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín, obtuvo un meritorio 21%.

En la provincia de Santa Fé, el peronista Carlos Reutemann le ganó apretadamente la elección al candidato socialista Rubén Giustiniani.

A nivel nacional, las coalición de fuerzas que colidera Elisa Carrió se consolidó como una fuerza nacional al quedar posicionada como segunda minoría en el Congreso Nacional, luego del Frente para la Victoria, que quedó como primera minoría y sin quórum propio. La fundadora de ARI hizo hincapié en los triunfos obtenidos en el país por el Acuerdo que agrupa a los socialistas santafecinos, a los radicales y a los integrantes de la Coalición Cívica. "El Acuerdo Cívico ha cumplido así el objetivo nacional de constituirse en la fuerza política republicana para ser la alternativa de gobierno para el 2011 en la Argentina", aseguró Lilita.

Publicado por Hernando el 29 de junio de 2009