Los 100 Años de Villa Lugano en la Legislatura porteña

El legislador porteño Martin Hourest, presidente del bloque Igualdad Social, acompaña el festejo por el centenario de la fundación del Barrio de Villa Lugano, a través de un proyecto de DECLARACION DE BENEPLACITO presentado ante la Legislatura porteña.

En los fundamentos del proyecto, Hourest expresó que, además de hacer referencia a los símbolos, artistas e historia del barrio, "cuando hablamos de Villa Lugano lo primero que se nos presenta es la desigualdad social desde una doble perspectiva. Decimos doble perspectiva, porque para el resto de la Ciudad Villa Lugano es uno de los barrios más pauperizados, pero además tenemos en su interior situaciones de desigualdad muy profundas conviviendo sectores medios altos con muchas personas que viven bajo la línea de indigencia"

El legislador sostiene: "No entendemos a la historia como la narración de hechos grandiosos o momentos sublimes, la desigualdad social es la historia y, mucho peor, es el presente de Villa Lugano. Presente que debería avergonzar a todos los ciudadanos de Buenos Aires. Allí donde hay más necesidades, y por lo tanto debería haber más derechos, encontramos los mayores abandonos".

"Villa Lugano fue desde sus inicios un barrio de  obreros, ya que se encontraba en una zona de grandes industrias que lentamente fueron desapareciendo, producto de políticas tendientes a desindustrializar a la Ciudad. Estas fábricas, que han generado un gran aporte a la Ciudad, fueron símbolos de un país que nos queda sólo en el recuerdo, que ha sufrido las consecuencias de las incapacidades de un sistema político que no supo dar respuestas a esta crisis y que continúa en la actualidad".

En el barrio de Villa Lugano conviven diferentes sectores sociales  donde los más necesitados carecen de servicios públicos esenciales, como en  Villa 20, el Barrio INTA y Villa 15, más conocida como "Ciudad Oculta". Este nombre se le asigna durante la última dictadura militar, debido a la política aplicada que buscaba ocultar a los barrios más humildes bajo murallas, barrio habitado por obreros del Mercado de Hacienda, de Ferrocarriles y del Frigorífico Lisandro de La Torre.

Muchos habitantes de Villa Lugano viven actualmente en situación de pobreza, hacinamiento, inseguridad, en viviendas muy precarias e inseguras, excluidos y vulnerados socialmente. La condena de la exclusión y marginación que la sociedad genera, fue construyendo históricamente ese "adentro y afuera" que no deja ver más allá de las problemáticas que atraviesa la población, siendo más lamentable aún, que hoy esa realidad no ha variado.

En la actualidad, la imposibilidad de acceso a servicios y derechos esenciales como la educación, el empleo y la salud, sumado a problemáticas como la violencia, la drogadicción y la delincuencia, que existen y se reproducen en la sociedad en general, se profundizan y agudizan al interior del barrio Villa Lugano. Otra cuestión que evidencia la desigualdad territorial con respecto a otros barrios de la Ciudad, es la falta de higiene y servicios que posiciona a Villa Lugano como uno de los barrios más contaminados de la Ciudad de Buenos Aires. Una de causa de este problema es que ni siquiera las empresas concesionadas o el estado buscan alguna solución.

Vemos que en Lugano la proporción de personas que viven en condiciones de hacinamiento (21%), la gran cantidad de viviendas precarias (12%) y los estragos que provoca la deserción escolar (12% de los mayores de 25 años no terminó la escuela primaria), muestran los peores indicadores de la Ciudad y la mortalidad infantil es de diez bebés menores de un año cada mil nacidos vivos. Es por estos datos que decimos que la realidad de Villa Lugano nos tiene que doler a todos. Es inadmisible que en una  ciudad de 200 km2 se consientan este tipo de desigualdades.

Nos hubiese gustado hablar sobre el Autódromo de Buenos Aires, en donde han corrido e iniciado grandes deportistas como Juan Manuel Fangio; el Parque de la Ciudad, primer parte temático de la Ciudad de Buenos Aires; el  primer vuelo aéreo que se realizó sobre la Ciudad de Buenos Aires fue, precisamente, en el barrio de Lugano en donde han surcado su cielo, entre otros, el mismísimo Jorge Newbery, pero La historia de un barrio no se basa esencialmente en su arquitectura ni en sus grandes protagonistas, pues este es un aspecto estático de la historia que deja afuera una realidad, esta historia es simplemente simbólica y dar importancia a esto es negar la realidad de una sociedad que ha convivido y convive con políticas de un estado que han permitido la exclusión social y que hoy no realiza políticas para revertir esta situación y dar al vecino de Lugano un barrio como tiene que ser.

Finalmente, Hourest concluyó: "Pedimos la aprobación de este proyecto de declaración pues creemos que conmemorar el centenario de este barrio es el comienzo de empezar a trabajar sobre esta zona que ha estado desprotegida, recordar que es un barrio de trabajadores y que necesita políticas de inclusión para solucionar esta problemática que nos compete a todos".

Mientras tanto… el barrio de Villa Lugano se prepara para festejar sus primeros 100 años.

 

Publicado por Hernando el 8 de mayo de 2008