La Ciudad de Buenos Aires recuperó su Museo de Arte Moderno, el Mamba

mamba.jpg

El pasado jueves 23 de diciembre se reinauguró el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, MAMbA, dependiente del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires. Con la refacción y puesta en valor del edificio ubicado en San Juan 350, después de cinco años cerrado, la Ciudad recupera un espacio clave del circuito cultural porteño y nacional.

El público podrá recorrer 3800 m2 del total de 11.350 m2 -más del doble del viejo edificio- que tendrá el museo cuando finalice toda la obra, que se estima estará concluida a mediados de 2012. En esta primera etapa, se habilitarán dos grandes salas de exposición, de un total de siete.

Luego de esta reapertura, se irán habilitando por etapas los demás espacios. Hacia el final, las cinco plantas del Mamba albergarán las salas de exposición, los depósitos, la biblioteca, las oficinas, los talleres, el patio de esculturas, el auditorio para 240 personas, la confitería, la tienda, y más.

Actualmente, la sala del primer piso alberga El imaginario de Ignacio Pirovano, con la curaduría de Cecilia Rabossi, con obras, entre otras, de la destacada colección Pirovano que atesora el museo, de referentes de la abstracción de nuestro país y del ámbito internacional, como Paul Klee, Julio Le Parc, Henri Matisse, Juan del Prete.

Historia del Mamba

El museo fue ideado y fundado por el crítico de arte Rafael Squirru en 1956, concebido como un espacio de vanguardia no sólo de las artes plásticas sino también de géneros como la fotografía y el diseño.

Sus primeras muestras revelan esa apertura constante hacia la novedad. En los ‘60, la “Exposición Flotante de 50 artistas argentinos” fue realizada en el Buque Yapeyú y recorrió distintas ciudades alrededor del mundo. La “Primera Exposición Internacional de Arte Moderno” coincidió con la celebración del 150º Aniversario de la Revolución de Mayo y reunió a artistas de quince países de América, Europa y Asia.

Se expusieron obras de Jackson Pollock, William De Kooning, Franz Klein, Jean Fautrier, Karel Appel, Giuseppe Capogrossi, Le Corbusier, Candido Portinari, entre otros y nucleó a más de ciento cincuenta artistas argentinos: desde Emilio Pettoruti y Ramón Gómez Cornet hasta Alberto Greco y Jorge de la Vega.

También auspició exposiciones de la Asociación Arte Nuevo, fundada por Aldo Pellegrini y Arden Quin para promover el arte abstracto.

A lo largo de los años, sucesivas donaciones fueron otorgándole un prestigio aún mayor. Tal es el caso de más de 500 esculturas que donó a su muerte Alberto Heredia; y de las más de 300 piezas de obra gráfica de Antonio Seguí.

Hoy posee obras de fotógrafos de la talla de Stern y Coppola, de plásticos como Kandinsky, Klee o Picabia, de artistas argentinos como Antonio Berni.

El Museo de Arte Moderno funcionó en diferentes espacios de nuestra ciudad como el Museo Sivori, las galerías Peuser, Van Riel, Rubbers, Witcomb y Lirolay. A principios de los 60 se instaló en el Teatro Municipal General San Martín. Finalmente, en 1989 fue trasladado a la avenida San Juan al 350, al edificio de la vieja empresa tabacalera Nobleza Piccardo construido en 1918.

Publicado por Hernando el 30 de diciembre de 2010