Inauguraron las Estaciones Puan y Carabobo de la Linea “A” de subtes

Las estaciones de subterráneo Puán y Carabobo de la línea "A" de Subterráneos, que fueron inauguradas por el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, comenzaron a funcionar a pleno desde el martes 23 de diciembre por la mañana, permitiendo a miles de personas utilizar el servicio.

El 9 de marzo de 2004 Subterráneos de Buenos Aires S.E. adjudicó las obras civiles de prolongación de la Línea A de Subterráneos hasta Rivadavia y Nazca, (2.882 m) con cuatro estaciones: Puán, Carabobo, Plaza Flores y Nazca.

"Esto claramente mejora la calidad de vida de los vecinos de Caballito y Flores, después de grandes esfuerzos que llevaron muchas horas de trabajo", señaló el jefe comunal, al encabezar en la estación Carabobo el acto de inauguración de las dos nuevas paradas del subte más antiguo de Sudamérica.

Macri dijo que la construcción y ampliación de líneas de subtes "es el camino indicado" para resolver los problemas de tránsito que sufren cotidianamente los pasajeros, por la gran cantidad de actividades que convoca la Ciudad de Buenos Aires.

"Planteamos que el 2008 ha sido para nosotros, para el Gobierno de la Ciudad, un paso adelante, porque hemos logrado, con mucho trabajo de por medio y a pesar de todo, cambiar la tendencia y hoy en todos los aspectos la Ciudad está mejor que hace un año", dijo el jefe de Gobierno.

Como parte del simbolismo por la inauguración de las estaciones, Macri condujo por unos instantes una formación del subte, acompañado por el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el Ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chain, y el presidente de la empresa Subterráneos de Buenos Aires, Jorge Irigoin.

Estas estaciones agregan 1250 metros de tramo, con lo cual el recorrido total pasará a ser (Plaza de Mayo – Carabobo) de 8050 metros.

Luego de dejar inauguradas el lunes 22 de diciembre las dos nuevas paradas, el Gobierno porteño recibió una notificación de la Secretaría de Transportes de la Nación que permitía la extensión del recorrido del servicio.

La línea, inaugurada el 1 de diciembre de 1913, posee un flujo de pasajeros por día hábil de aproximadamente 216.000 usuarios y un total anual aproximado de 45 millones.

Las nuevas estaciones poseen andenes laterales de 110 metros de longitud; vestíbulos intermedios, donde se encuentran las boleterías y los sanitarios para el público usuario; y sistemas de ventilación forzada, de detección y extinción de incendio.

Cuentan además con sistemas de iluminación de emergencia, escaleras mecánicas y ascensores para personas de movilidad reducida. En el diseño de las estaciones se tuvo en cuenta la ley Nº 962 de establece "Accesibilidad Física para Todos".
 

Informe Línea A: Puán – Carabobo

El proyecto de construcción de estas estaciones contempló varios trabajos, como la obra civil propiamente dicha, la instalación de vías, la construcción de un centro de potencia, el cableado y la catenaria, la instalación de escaleras mecánicas y ascensores, y finalmente el sistema de señales, que por ser más moderno debió compatibilizarse con el existente en el tramo de Plaza de Mayo – Primera Junta.

La traza de la prolongación de la Línea A se desarrolla a lo largo de la Avenida Rivadavia. En su inicio se vincularon los túneles de una sola vía existentes, actualmente cocheras, ubicados a ambos lados de la rampa que conecta la Línea con la superficie. Hasta 200 metros antes de la estación Puán la obra se desarrolló en túneles independientes de vía simple.

Un tramo de la vía descendente, de aproximadamente 97,50 m, fue ejecutado a cielo abierto, hasta alcanzar una tapada que admitió la construcción por tunelería. El tramo ascendente se realizó en su totalidad por este método. A continuación se desarrolló un tramo de transición – pantalón (donde se dividen las vías) – convirtiendo a aquel en un túnel de vía doble.

El método constructivo de túneles fue realizado por sectores aplicando el método Belga, que consistió en comenzar la excavación por la bóveda sustentada temporariamente por una aplicación de hormigón proyectado y cerchas metálicas, continuó con la ejecución de los hastiales por submuración y finalizó por la destroza y solera. El revestimiento final es en hormigón colado, a través de un molde metálico colocado en el lugar.

Las estaciones Puán y Carabobo son de andenes laterales. La metodología constructiva utilizada fue el método "cut & cover", secuenciado en dos etapas por mitades longitudinales de calzada, de forma de minimizar la afectación del tránsito vehicular.

Con el objetivo de enriquecer el Patrimonio Cultural de la Ciudad, se contó con curadores especializados en la técnica del Grafitti. Más de 30 artistas elaboraron "in situ" los cuatro murales de 14 x 8 metros ubicados en los tímpanos de Puán y Carabobo, los cuales fueron intervenidos con distintas disciplinas como ser el street art, stencil, graffiti y character art.

Así se dio cumplimiento con lo establecido en la Ley N° 2841, dedicando uno de los murales al escritor desaparecido Franciso "Paco" Urondo. Este proyecto contó con la colaboración de Pinturerías Rex, quien donó la pintura necesaria para que esta propuesta artística pudiera concertarse.

Publicado por Hernando el 24 de diciembre de 2008