F.A.Q.F.A.Q.   BuscarBuscar   ConectarseConectarse  RegístreseRegístrese
taller literario poesia narrativa domingos 49034485

 
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Foro de Villa Lugano -> Avisos Clasificados Gratis
Autor Mensaje
profesores



Registrado: 05 Abr 2017
Mensajes: 708

MensajePublicado: Dom Abr 14, 2024 7:08 pm    Título del mensaje: taller literario poesia narrativa domingos 49034485 Responder citando

En la escalera de caracol

En la escalera de caracol
hicimos el amor
muchas veces cuando jòvenes y hambrientos
y borrachos de dolor y angustia
no tenìamos un solo centavo
mientras el oleaje de vampiros y zombies
asolaba televisivamente en blanco y negro
las calles de la ciudad
en persecuciòn de sus incautas vìctimas
al solo objeto de drenarles
toda la sangre

en el vano de esa escalera, en la sombra
hicimos muchas veces el amor
a escondidas
y sigilosamente
con suaves gemidos reprimidos
a altas horas de la noche
porque èramos pobres y no tenìamos absolutamente nada
salvo la divina juventud
y enloquecidos de dicha
nuestras bocas se unìan
en un beso para siempre
eterno e inmortal
mientras a lo lejos sonaba un instrumento de percusiòn
un piano tal vez
o algo por el estilo

en la escalera de caracol hicimos el amor
o sino en el amplio rectĂ ngulo desierto de la plaza
en aquel verano que Machado ya viudo tanto amò
mientras caìan las làgrimas y rodaban las làgrimas por tus mejillas
y un anciano voyeur o miròn
un antiguo sĂ tiro acaso
nos observaba amable y atentamente
con sus ojos rojos de deseo

o sino en los mĂ s abyectos y berretas y baratos hoteles
llenos de arañas y telarañas
en redondas camas giratorias
mientras en otras habitaciones
las ladies aullaban de felicidad
y gritaban monòtonos poemas de amor
compuestos de 1 o 2 obscenas palabras
incesantemente repetidas

nos entregamos por aquel entonces o època
a ciertos determinados juegos vagamente sexuales o simplemente perversos
a ciertas inciertas indeterminadas prĂ cticas sadomasoquistas
mientras el inefable portero espiaba
por el ojo de la cerradura
como si no fuera un sòrdido y transistorio albergue a transistores
sino El Fuego de Barbusse
(Editorial Tor, Buenos Aires, 1929)

en la escalera de caracol hicimos cientos de veces el amor
procurando que los vecinos no se enterasen ni por asomo
por cuya causa a menudo te tapaba la boca con la mano
cuando estabas a punto de gritar
en medio de la medianoche

en la escalera de caracol hicimos el amor
mientras algùn ciudadano volvìa a su casa
abrìa su puerta y la cerraba

cuantas veces habremos hecho el amor en la escalera de caracol
o en los màs roñosos y baratieris hoteles
o en las plazas y parques pĂąblicos por entonces no enrejados
apoyados en un centenario Ă rbol
cuyas ramas llegaban hasta las estrellas
y cuyas raìces poderosamente se hundìan
hasta alcanzar el centro de la tierra

me mirabas siempre a los ojos
y yo miraba tus ojos limpios que me miraban
mientras sonreìas hermosa
o las lĂ grimas cristalinas resbalaban por tus mejillas
o mientras bailĂ bamos en las mĂ s furiosas pistas de baile
formando la ronda
como una constelaciòn de Tango
en contra siempre de las agujas del reloj
en contra siempre del tiempo
y del espacio

en la escalera de caracol hacìamos el amor
porque èramos pobres como hermosas arañas negras
que durante las noches se deslizan
por la escalera
de caracol

esa escalera de caracol aĂąn existe
y no es precisamente una escalera al cielo
como reza la mencionada canciòn
sino una escalera a tierra
como en el tango

no tenìamos una sola moneda partida al medio
èramos pobres hasta decir basta
y por eso hacìamos el amor en lugares
en sitios francamente inusitados
por no decir inauditos
por no decir inèditos: escaleras, parques y plazas pùblicas, grandes
hoteles deshabitados
mientras afuera sonaba la canciòn de la lluvia
que repiqueteaba sobre los techos de cinc
o nos empapaba al salir a la noche y a la vida
y luego a dormir en una cama caliente y seca
seguramente desnudos y abrazados y haciendo
cucharita
como si fuèramos una blanca y dulce
medialuna

en la escalera de
caracol
hicimos
el
amor
Volver arriba
profesores



Registrado: 05 Abr 2017
Mensajes: 708

MensajePublicado: Lun Abr 22, 2024 5:41 pm    Título del mensaje: Clases particulares en Caballito Caba Capital 4903.4485 153. Responder citando

Clases particulares en Caballito Caba Capital 4903.4485 153.770.4979 15.5734.5320 Profesor Gaston. Clases individuales en estudio privado zona Parque Rivadavia los 365 dias del año incluso sabados domingos y feriados a precios muy economicos Resultados concretos y eficaces.
Volver arriba
profesores



Registrado: 05 Abr 2017
Mensajes: 708

MensajePublicado: Sab May 04, 2024 9:53 pm    Título del mensaje: poemas de alumnos taller poesia Caballito sabados domingos Responder citando

Me imagino

Me imagino, quiero creer
(mientras escucho a Telemann)
que en la edad antigua hacìan el amor
a diestra y siniestra
como la cosa màs natural del mundo, asì lo
atestiguan ciertas pinturas pompeyanas
o herculanas, ciertas ànforas griegas, ciertos dibujos sagazmente eròticos
ciertas acuarelas
maravillosamente obscenas
fantĂ sticamente pornogrĂ ficas

me imagino que a travès de las edades
las muchedumbres de campesinos y aristòcratas
entreverados se entregaban a las orgìas màs asombrosamente descomunales
asì como los dioses olìmpicos
a las bacanales màs extrañas y turbulentas:

torrentes de sangre, lĂ grimas, estiercol, sudores, semen, orina y excrementos
se entremezclaban con miles de cuerpos desnudos
abandonados al baile de san vito
y a las convulsiones màs epilèticas y vampìricas
en un esplèndido infierno de materias corporeas
viscosamente chapaleaban en la ciènaga
como en una bizarra pelìcula de terror clase B
de los 60 o 70

en la que los muertos vivos, zombies, vudù y demàs lacras cinèfilas
adoradas por Puig entre otros
mezclaban sus aullidos mĂ s o menos guturales
en una fiesta satĂ nica y tanĂ tica
digna de Bataille
Nietzsche
El Bosco
y todos los otros
dignos o no de menciòn

sì me imagino que hartos de una vida campesina de dolor y miserias sin fin
se abandonaban al rayo del orgasmo
penentrando
en todos los agujeros corporales: fosas nasales, marinas, comunes,
orejas, aros, anillos, anos, esfìnteres, bocas desdentadas y rientes,
vaginas de las que emergìan rayos de luces
como una catedral de luz
vulvas grandes como ciudades medievales
y laberìnticas

barrocamente se desgañitaban en alaridos
en aullidos dignos de Ginsberg
mientras sonaba Telemann

cascadas de baba
bañados en semen

luego se quedarìan dormidos
hartos hasta la nĂ usea
hasta la masmèdula asqueados
de tanta droga - y sensual
de tanto vicio estèril
como un barril agujereado

y a travès de los tiempos
orgìas o batallas en medio del campo
fertilizaban la tierra

desde lo alto Dios contemplaba sonriente las hecatombes
los humanos sacrificos
los expiatorios chivos
mientras Telemann sonaba

los antiguos libros eran discretos al respecto
pero los personajes arrojaban sus ropas de època
y se dedicaban a fornicar

los campesinos tambièn en sus ratos de ocio
por las noches
cogìan con sus mujeres para tener grandes parentelas
y asì escapar a la guadaña de la Muerte

y en medio de esa pobre y breve vida miserable
el relĂ mpago interior del orgasmo
ese dulce terremoto
los hacìa dichosos
felizmente fulminados
afortunadamente calcinados

las prostitutas iban de un rascacielos a otro
a los efectos de desnudarse y cobrar
a travès de la noche
en raudos taxis
o durante el dìa
se desnudaban se abrìan de piernas o succionaban habilmente
no sin antes cobrar de movida sus dòlares
de entrada
sin chistar
o mediante bancarias transferencias

mientras en los bares o en los calientes hogares
las familias deglutìan sus comidas
bebìan sus brebajes
mientras sonaba Telemann

o miraban el aparato de televisiòn
u oìan reggaeton o electrònica mùsica
o cada uno estudiaba incesante su celular

y cada 100 años la humanidad entera se renovaba completa
gracias a la Sra. Muerte

y Telemann seguìa sonando
es mĂ s: solo Telemann
o Bach
o Beethoven
quedaban

de los millones de mensajes de Watsapp no quedaba nada
solo quedaba
algĂąn que otro soneto perfecto
Borgiano o gongorino:
no mucho mĂ s
Volver arriba
abogado



Registrado: 13 Abr 2014
Mensajes: 882

MensajePublicado: Sab Jun 15, 2024 11:26 pm    Título del mensaje: El gotĂ n me puede El tango me puede en las noches del porte Responder citando

El gotĂ n me puede

El tango me puede en las noches del porteño otoño
recordando el pasado
mientras escucho a Don Osvaldo

Mientras escucho a Pugliese
recuerdo los viejos tiempos
(si parece que fuera ayer, nomĂ s)
cuando tenìa a una hermosa
entre mis brazos y juntos
nos deslizĂ bamos
por la pista de baile
como si no fuera una milonga
sino màs bien un ensueño

como si fuera ensoñaciòn
resbalĂ bamos hacia la dicha
como si se tratara de lĂ grimas
que ruedan por las mejillas

la dicha solìa presentàrsenos
bajo la forma del mĂ s humilde de los hoteles
para pajeras parejas o para pasajeros
sito exactamente para mĂ s datos
en la calle alsina y combate de los pozos
precisamente justo enfrente
de la comisarìa en cuestiòn
de cuyo nĂąmero prefiero no acordarme

allì, en las noches de luna llena
mientras aullaban los lobos
y rondaban vampiros con ojos inyectados de sangre
solìamos concurrir a los efectos de echarnos un buen polvo
los 2 a la vez
de ser posible

y de no ser posible tambièn

luego del susodicho
nos quedĂ bamos dormidos
profundamente
como si no fuèramos una pareja de bellos turros
sino mĂ s bien 2 angelitos

mientras afuera llovìa a càntaros
rotos

en aquella cama redonda
que giraba sobre sì misma
precisamente como hacìamos nosotros al juntos bailar
pivoteando sobre la punta de los pies
rotando sobre un eje
como 2 planetas abrasados

el tango nos podìa
vaya si nos podìa!
mientras sonaba Pugliese en medio de la noche
y las parejas soñaban de a 2

de a 2 x 4
Volver arriba
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Foro de Villa Lugano -> Avisos Clasificados Gratis Todas las horas están en GMT - 3 Horas
Página 1 de 1

 
Esta página fue actualizada el 14 de July de 2024 a las 21:31:09 hs. Gracias por ayudarnos a crecer.