F.A.Q.F.A.Q.   BuscarBuscar   ConectarseConectarse  RegístreseRegístrese
Curso de poesia cuentos clases profesor taller

 
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Foro de Villa Lugano -> Clases Particulares
Autor Mensaje
licprof
Invitado





MensajePublicado: Mie Ene 20, 2010 6:23 pm    Título del mensaje: Curso de poesia cuentos clases profesor taller Responder citando

Clases particulares de Literatura con Licenciado en Letras UBA en Capital Federal 40 pesos la hora! 49034485 Gastòn. 20 años de experiencia docente.
Volver arriba
profesores



Registrado: 05 Abr 2017
Mensajes: 708

MensajePublicado: Mar Dic 12, 2017 10:26 am    Título del mensaje: Soy Licenciado y Profesor en Letras UBA y hace años doy clas Responder citando

Soy Licenciado y Profesor en Letras UBA y hace años doy clases particulares en y a domicilio en Caballito Capital de lunes a lunes los 365 dias del año a precios muy accesibles, clases individuales inclusive sabados domingos feriados findes largos vacaciones Turnos de 9 a 23 hs a 4903.4485 15.5734.5320 153.770.4979 Ademas soy Abogado.
Volver arriba
abogado



Registrado: 13 Abr 2014
Mensajes: 882

MensajePublicado: Jue May 13, 2021 7:04 pm    Título del mensaje: Prof Lic. UBA 4903.4485 15.5734.5320 153.770.4979 Profesor G Responder citando

Prof Lic. UBA 4903.4485 15.5734.5320 153.770.4979 Profesor Gaston da clases particulares individuales privadas personalizadas los 366 dias del año 9 a 22 hs Lunes a domingos incluso Pida su turno solo pide puntualidad Clases presenciales online virtuales Caballito Precios accesibles zona Pque. Rivadavia Buenos Aires Capital
Volver arriba
profesores



Registrado: 05 Abr 2017
Mensajes: 708

MensajePublicado: Dom May 05, 2024 12:00 am    Título del mensaje: los grandes arquitectos medievales cuando hacìan sus grandio Responder citando

los grandes arquitectos medievales
cuando hacìan sus grandiosas càtedras y catedrales
se guardaban de pasar al anonimato
como si se tratara de una gigantesca obra colectiva
y no de un pequeño poema individual

conscientes de esa summa teòrica
digna de un Santo TomĂ s de Aquino
el nunca bien ponderado Aquinate
deslizaban sabidurìa al pasar
como buenos doctores doctos en picapiedras
preciosas piedras
grandes rocas pulidas
grandes vidrieras coloreadas
que no hacìan otra cosa que inmaterializar la materia
como si dicha catedral gòtica
flotara en el aire
dando esa sensaciòn de inmaterialidad
mientras las mujeres danzaban en ronda
esbeltas y delgadas casi famèlicas tuberculosas
sobre la puntita de los pies

de esta y no de otra forma
los grandes arquitectos medievales y egipcios
supieron levantar los grandes o pequeños monumentos humanos
para celebraciòn y homenaje
de los venideros siglos
los siglos porvenir

el hombre es el porvenir del hombre
el hombre da testimonio
del hombre

asì y no de otra manera
se cumplen las grandes profecìas de mi madre anciana
al ritmo de la singer cantante
al ritmo de las hojas del otoño
que caen como silencios blancos
al ritmo de mi pobre padre enfermo y ya viudo
y al compĂ s del chicle que masca
el bailarìn de tango
mientras baila con su gran yegua imaginaria
entre sus brazos

su gran potra invisible

durante un tiempo,
las grandes lecturas de Sade
durante el crudo invierno porteñero
me reconciliaron con el universo
al igual que los estudios y nocturnos de Chopin
parecìan redimirme
de la estupidez universal

pero què es la estupidez
en què consiste la inteligencia
con què se come eso?

he ahì la pregunta del millòn
digna de un Platòn
o un Sòcrates redivivo: no me
refiero al jugador de football brazuca
que hacìa goles que daba miedo, calambres
como si fuera la cosa mĂ s fĂ cil del mundo
a pesar de una leve renguera

pero no nos vayamos por las ramas, volvamos
al tema que nos convoca: la historia de la arquitectura

durante las grandes pandemias
me dedicaba a dar clases virtuales
me la rebuscaba con pequeños fraudes
no contemplados por la Ley
como delito
(ni siquiera como infracciòn):
hacer examenes
mĂąltiples choice
y toda clase de imposturas mĂ s o menos incorrectas
pequeñas microestafas
y cosas por el estilo

algunos se daban por aludidos, no les gustaba nada dicho asunto: me
gritaban por telèfono
llamaban a la policìa
o me gritaban a travès de la ventana
mientras, en el balcòn
yo me dedicaba a regar las plantas
durante las tardes
bajo el tibio sol del invierno
mientras sonaba Corelli

esto no era todo: cada 2 x 3
caìa en la trampa del celular:
pàginas eròticas
pĂ ginas de hĂ biles p... sabrosas
avisos clasificados
chats
todo sagazmente coordinado
por mentes informĂ ticas
mediante hĂ biles algoritmos y crepĂąsculos

mediante hĂ biles algoritmos
las damiselas me sonsacaban hasta el Ăąltimo centavo
complotadas y conspirando mediante susurros al oìdo
de sus secuaces adlĂ teres: narcotraficantes, ladrones y toda clase de
otros hampones:

por suerte, yo era un experimentado lector
un tanto maniĂ tico de
novelas pseudo policìacas
poemas varios
prosa poètica
poemas en prosa
poesìa pura
sonetos y haikus diversos
ensayos literarios y cientìficos
de toda laya y plumaje

me entregaba por las noches por entero
a la prĂ ctica de la lectura automĂ tica
o raudamente me dirigìa a una torre justo acà a la vuelta
donde me entregaba a toda clase de actividades
vagamente sadomasoquistas: mientras una
escort me masturbaba
la otra procedìa a sorber tè con limòn
munida de anteojos de sol
y grandes botas merced a las cuales la llamaban
el gato con botas
o
gato encerrado
gato montès
el gatopardo

esto no es todo: concurrìa elegantemente ataviado
al cafè de la esquina
a los efectos que las bellas me contemplaban:

no pasaba absolutamente nada
las ladies ni se dignaban admirarme
ni de casualidad, desviaban la mirada al verme
o incluso parecìan hacer como gestos de asco
fruncìan el ceño
me cortaban el rostro
bĂ sicamente

indudablemente
ya habìa pasado
mi cuarto de hora
mi divina juventud

a resignarse entonces
condenado a la lectura de extensos libracos amarillentos
exiliado de la belleza
yo, que "adoro la hermosura"
Machado dixit

por otra parte, tambièn solìa dirigirme por las mañanas
en mis ratos libres
a la plaza mĂ s cercana
para hacer footing
o como diablos se llame
atletismo gimnasia flexiones etc.

bajo el sol del invierno
bajo la llovizna la garĂąa
o la lluvia de hojas en diagonal
del otoño ...

"Amaneciò la calle toda dorada, el viento" etc. solìa recitar como un
condenado a mis alumnos por las mañanas del invierno
mientras ellas bostezaban cordialmente ...

escribìa mis poemas
en el vidrio empañado de la ventana ...
a travès del cual miraba la calle bulliciosa
y a las damas que pasaban ...

adoro la hermosura etc.
Volver arriba
abogado



Registrado: 13 Abr 2014
Mensajes: 882

MensajePublicado: Dom Jun 02, 2024 8:11 pm    Título del mensaje: Combat Rock The Clash AdemĂ s, otro grupo queme apasionaba Responder citando

Combat Rock The Clash

AdemĂ s, otro grupo que me apasionaba sobremanera
eran los Clash: era en las frìas mañanas del invierno porteño
cuando acostumbraba ratearme del colegio
en la cocina de la casa de Claudio Marcelo Guardia
cuyos padres obviamente se habìan ido a laburar
que estĂ bamos horas y horas escuchando aquel disco
una y 1000 veces
totalmente obnubilados
por aquella mùsica insòlita para nosotros

aquella mùsica era de una tal energìa
que nos daban ganas de salir a la calle
o a cualquier parte a bailar o
hacer alguna locura

la juventud es energìa: deporte o bailar o
coger chuparnos todo el cuerpo con alguna pendeja hermosa
penetrarnos y compenetrarnos mutuamente
los ojos en blanco o enrojecidos de lascivia

por què se habla tan poco del Orgasmo
si es la cosa mĂ s linda del mundo

realmente vale la pena haber vivido
para tener esa efìmera sensaciòn orgàsmica
ese relĂ mpago dulce que se derrama por dentro
y por fuera

sentir còmo las lenguas juegan y se enroscan
las lenguas de fuego
las puntas de la lengua en la punta de la lengua

còmo se unen para siempre las calientes humedades y humedales

como los ojos giran sobre sì mismos como cinturas como cinturones
como se desorbitan y orbitan alrededor del sol deseante
còmo se ponen en blanco

y còmo los cuerpos desnudos bailan
tomados de la mano
mirĂ ndonos a los ojos
a los ojos en blanco los ojos
cĂ lidamente desorbitados

aquella mùsica hipnòtica
nos sugerìa todo aquello

yo metìa mi lengua en su boca bien abierta
en su - en su vulva en su Ăątero en su dulceamarga vagina
mientras ella temblaba como una hoja del otoño
o como un flan
o como gelatina marina carnal

y sentìa sus arrugas tocaba su
piel
era una cuestiòn de piel ciertamente
bàsicamente una cuestiòn alquìmica
como suele decirse

no entendìa un catso de ese idioma anglosajònico pero no importa:
fuimos felices mientras oiamos Combat Rock
en las frìas mañanas
del porteñero invierno
y ahora vuelvo a escucharlo casi 40 años despuès
en Youtube
y el telèfono celular
ese aparato diabòlico
y celestial a un tiempo
ese dispositivo satĂ nico
y angèlico a la vez
reificado realmente
Marx mediante
(Groucho, Karl, Daniel).

sì, era en las frìas mañanas del porteñero invierno
que escuchĂ bamos una y 1000 veces
aquel disco ya rayado
ya rallado
totalmente obnubilados
en esa cocina caliente
mientras sus padres laburaban
todo el dìa
y nos rateĂ bamos del colegio
o mientras nos encamamos
nos acostamos con las dulces adolescentes
que en pocos años envejeceràn
marchitarĂ n para siempre ...

Gracias The Clash!!!
Volver arriba
profesores



Registrado: 05 Abr 2017
Mensajes: 708

MensajePublicado: Dom Jun 09, 2024 10:20 pm    Título del mensaje: Inseguridad en el barrio de Caballito Mientras me dispon Responder citando

Inseguridad en el barrio de Caballito


Mientras me disponìa a escribir un poema sobre mi ciàtica
y ese dolor intolerable en la cintura
de pronto gritos de ¡Chorro! Policìa!
todo ello mientras sonaba el esoteriko Satie
ràpidamente cae la cana y en la esquina desde mi balcòn
observo como se junta la cana y la gente
los vecinos del rrioba

raro un intento de robo a las 8 de la noche en Caballito
al toque se llena de polis y de gente

el dolor de ciĂ tica se ha ido al diablo junto con mi poema
mientras sigue sonando Satie en el piano
extrañamente los gritos continùan y se mezclan con Erik

mientras tanto, puse agua hervir para cocinar unos ravioles
mientras escribo este poema antipoema o como se llame

toda mi vida, pensandolo mejor
no he visto mĂ s que robos hurtos estafas y defraudaciones varias
fraudes diversos
y toda suerte de grandes o pequeñas corrupciones

me importa un bledo todo ello
para mì en este momento preciso
solo existen
la Poesìa y sus adyacencias
sus arrabales

lo demĂ s puede irse al diablo

no obstante, la cotidianeidad me puede
la actualidad me distrae
y quisiera ser inactual
como predicaba Nietzsche

Satie es una caricia para el alma
un mimo
muchos mimos!

mariposas en la panza

voy a destapar la olla y vuelvo

10 minutos para los ravioles comprados en Carrefour
con atĂąn y queso rallado
un manjar francamente
espero me salga bien
mientras los rrochos chorean
chorrean
sangre

lynchamientos por tv

de tanto estar sentado leyendo
me duele la cintura: debo hacer
ejercicio fìsico
necesariamente
en el Parque Rivadavia
o subiendo y bajando escaleras
aunque preferirìa leer horas y horas
sin parar

para no hablar del maldito celular y la televisiòn: ellos tambièn
son culpables de mi ciàtica: las pelìculas de los sàbados
las pĂ ginas de escort
el fucking watsap
las jòvenes y hermosas prostitutas
los libros de poemas o ensayos
hoy mĂ s concretamente
la Muerte de Virgilio
de Hermann Broch
(30 lucas me saliò)

leìdo durante 3 horas en Otero
la bella Otero
la confiterìa de la esquina

sì ¿me reconocen?
soy el anteojito culo de botella
que pasa todas las tardes de domingo allì
el viejo choto que tiene su cabeza sumergida en un libraco
y que cada tanto emerge como un gato entre las hortensias en flor
para mirar a travès de los grandes ventanales
a las bellas que pasan por la vereda
en la tarde otoñal
mientras suena Satie
en mi cabeza

(ojo con los ravioles
que no se pasen)

a mì me gustan los poemas narrativos como ser:
toda suerte de epopeyas
romances
fĂ bulas varias
en prosa o en verso

para no hablar de la pelìcula Puàn:
muy emocionante pero ellos no dan cuenta
del proceso de producciòn:
ellos (los productores) han elegido el gènero ficciòn
no se trata de un documental
la mirada a cĂ mara no estĂ  (para nada) prohibida

como siempre
pongo sin querer el dedo en la llaga
con mi asombrosa habilidad para crear toda especie de enemigos acèrrimos
a diestra y siniestra
como si todavia tuviera 20 años
y no 54

esto no es todo: a ver esos raviolones
(vuelvo en 15 minutos)

mientras morfo estos exquisitos ravioles (a falta de cadĂ ver)
continĂąo con la escritura
de este pseudo poema
mientras suenan las Gymnopedies
procurando (en la medida de lo posible) que el blanco queso rayado
no caiga sobre el teclado de la computadora
ni sobre mi apoema

los Rubios de Albertina Carrie

de la tentativa de choreo de la esquina
no tuve mĂ s noticias
sinceramente
no le di mĂ s pelota
no le prestè màs atenciòn
ni la menor atenciòn
de mi humilde ìdem

ojo con la mĂąsica: no ponerla muy fuerte
porque ya es de noche
y hoy a la mañana en mi balcòn
entre las hojas del otoño
encontrè un profilàctico
lleno de semen
como desagradable sorpresa
lo cual me suena a represalia
por poner mĂąsica de alto voltaje sonoro
como ser clĂ sica mĂąsica rock & roll cumbia
villera y romĂ ntica
cuarteto
tango
boleros varios

me suena que fue el vecino del segundo a
pero obviamente
carezco de prueba alguna

arrojè el forro
los restos del amor
al tacho de la basura
por no patearlo al medio de la calle
o de la vereda

realmente los ravioles
son una delicia
bocado de cardenal
un verdadero manjar

me sorprendo a veces a mì mismo
recitando 20 poemas de amor
o cocinando exquisiteces varias
aunque no soy cocinero chef ni mucho menos
solo un simple aficionado
o amateur

los alumnos se rien a carcajadas
pero desconocen la teorìa de Freud
acerca de la descarga psìquica

recuerdo perfectamente que al Erik Satie
me lo presentò una tarde la famosa actriz de telenovelas
doña Adriana Diaz
me dijo: esto te va a gustar
y vaya si la pegò
aunque yo tenìa alguna ligera idea del tal Erico
por cierta
mùsica de pelìculas

oh Erik, realmente
da gusto
verdadero placer
escuchar tu mĂąsica minimalista
despuès de hacer el amor
aunque los recuerdos
siempre se me mezclan
en una suerte de licuadora
mnemotècnica
que aĂąn no termino de dominar
como si la mezcladora estuviera medio loca
loca linda
o loca de atar
o como si estuviera poseìda por
el mismisimo SatĂ n

los ravioles ya se han enfriado un poco

indudablemente
no se pueden hacer 2 cosas a la vez
no se puede correr o no conviene
detrĂ s de 2 liebres
a un mismo tiempo

un lugar para cada cosa
y cada cosa en su lugar
solìa decir mi padre

pero yo nunca lo he logrado
ni creo que lo logre: misiòn
imposible

los ravioles exquisitos
(como un cadĂ ver)
el poema muy lindo
la Muerte de Virgilio bellìsima

y Satie muy bueno

por ahora no me duele la cintura

lo Ăąnico que espero
es que no me corten de golpe la luz
como tienen por costumbre hacer
en los momentos mĂ s inesperados!

què bueno que es Erik Satie:
prĂ cticamente con nada
crea universos enteros
mundos de musicalidad plena
absolutamente bellìsimos
sin exageraciòn alguna

Gracias Adriana Diaz por presentarmelo
donde quiera que estès!
una tarde de verano
despuès de hacer el amor
y mirar libros
de poemas de amor
de tu privada biblioteca!

y ahora este bizarro poema
lo voy a copiar y pegar por todas partes!

como suelo hacer
sin mayor resultado alguno:
no los lee absolutamente nadie:
ni el loro
ni yo mismo los releo

una verdadera porquerìa
supongo

pero me importa un bledo
un rĂ bano
un carajo:

me encanta escribir
poemas sin poesìa alguna!

decir exactamente lo que pienso
si es que pienso algo
realmente
verdaderamente

porque
despuès de todo o de nada
què es pensar?
Volver arriba
profesores



Registrado: 05 Abr 2017
Mensajes: 708

MensajePublicado: Sab Jun 15, 2024 9:35 pm    Título del mensaje: Hendrix mediante No tenìa un mango, ni una sola moneda part Responder citando

Hendrix mediante

No tenìa un mango, ni una sola
moneda partida por la mitad: asì que
por las noches (generalmente) salìa a reventar
viejos discos, libros viejos
y de inmediato, me compraba algo para morfar, ahì enfrente mismo
en la pizzerìa La Continental de Primera Junta
frente a la estatua ecuestre
absolutamente excrementada
por las grises y azules palomas
en las tardes de invierno
y por las mañanas tambièn
todo el dìa se dirìa
la ecuestre estatua del hèroe
enmierdada por los pĂ jaros

por las noches allì mismo,
el Gato y otros "en situaciòn de calle"
poco mĂ s o menos
hacìan fila para comer un plato caliente
mientras le enchufaban
discursos escrupulosamente evangèlicos
como una suerte de ametralladora bìblica
que no paraba de vomitar versìculos
micròfono mediante
y de dar testimonio de
ciertas desgracias inverosìmiles:

parecìan entrenados histriònicamente
para desandar sus amargas historias
sus crudos relatos deshilvanados: siempre era mĂ s o menos
lo mismo, la misma milonga o relato:
una operaciòn de por medio
de su hijito en desgracia
el hotelucho de mala o buena muerte
en las inmediaciones de Constituciòn: siempre

a disposiciòn el documento nacional de identidad
y otros documentos mĂ s o menos oficiales o pĂąblicos, pri
vados tambièn

al borde del llanto mientras los pasajeros del subterrĂ neo
miran sus celulares
o escuchan mĂąsica
en sus auriculares gigantescos
o mediante un aparatito
sagazmente incrustado en sus orejas
en sus ojeras

de vez en cuando, algĂąn incauto
desembucha sus dineros:
yo tambièn lo hice alguna vez pero ya nunca màs
nunca mĂ s
porque estimo que hay un entrenador de mendigos
tal como afirman sentenciosamente
los hay en la India
en Bollywood
o como diablos se llame

mientras el centrifugador da vueltas
a varias revoluciones por minuto
tal como hacìan los viejos, los antiguos discos
escribo este pseudo, este sesudo antipoema pretenciosamente narrativo
mientras suena Jimmy Hendrix

el vendedor de pañuelitos de papel desarrolla su estilo
en medio de ese gusano metĂ lico llamado
subterrĂ neo
mĂ s parecido a un moderno tren que
a diferencia de los viejos vagones destartalados de comienzos
del siglo pasado
van a 1000 x hora
0 ka eme

chinos tal vez

ademàs, los callejeros artistas: el tìo que se pone arriba de la cabeza
decenas de latitas en la cabeza mientras toca el violìn
y el vagòn se mueve asombrosamente
para todos lados

los jipjoperos jipones
que desenvuelven
el antiguo arte
de la rima mĂ sviolenta
como modernos payadores
que no saben que acaso lo son

las damiselas milenariamente eròticas
que miran sus celulares
para no ver la realidad
ni las miradas patriarcales y machistas
de los tipos bĂ sicamente machirulos

morder esos pezones
como si se trataran de manzanas rojas o verdes
o algĂąn tipo de fruta o fruto
carnal carnìvoro

lamer esas vulvas
como si se trataran de frescos helados
que se toman en la vereda
bajo el sol infernal del estìo

meter la nariz en esas axilas ricas en sudor mineral

para no hablar de esos ojos como piedras preciosas
pulidas por el agua del deshielo
y el destape alfonsinista y primaveral

esas bocas rojas pintarrajeadas
repletas de blancos dientes

dientes de dragòn

esos lòbulos
esos cuellos frìamente publicitarios
esas blancas pieles comerciales
esas mercantiles sonrisas femeninas
esos mercachifles

mientras cuelgo la hĂąmeda ropa
en el lavadero

la boca del subte
el pulmòn del edificio

el profilàctico arrojado al balcòn
con algo de blanco semen

el poeta barbudo y gordinflòn me aseguraba
cafè por medio
que los excesivos cunnilingus
producen cĂ ncer de lengua

no habìa que excederse en ello por tanto

segùn èl
tampoco las fèminas estaban demasiado interesadas
en serruchar
en ser cogidas

habìa otras formas del placer

supersticiones

conversaciones de otarios
que se creen mĂ s de lo que son
peronistas evanescentes y
fundamentalmente
garcas
oligarcas

mediante las polìticas ciencias
se acomodaban en alguna jurisdicciòn
a los efectos de cobrar suculentos sueldos
a pesar de estar flojos de papeles
no tener los papeles en regla
no haber terminado el colegio secundario
y otras cuestiones igualmente administrativas
y de ìndole similar

no obstante, venden viejos libros cunables
en las ferias de libros
en librerìas de viejo
o en librerìas de usados o saldos:
libros choreados
afanados volĂąmenes
rapiñados en determinadas bibliotecas
o encontrados en medio de la basura
tirados a la calle por las mismas librerìas
que solo toman en cuenta
a veces
el estado del broli en cuestiòn
sin importar el contenido

asì he encontrado primeras ediciones de Voces
con dedicatoria del autor
en la parte de atrĂ s del libro
y al revès
totalmente acorde a la filosofìa de
Porchia

o encontrar en medio de la noche
bajo la fantasmal luz de un farol
colecciones enteras de tangueros, de milongueros discos
en impecable estado
como recièn salidos del horno
como si estuvièramos en el mismo horno
que estaba por cierto para
bollos

hasta que aclare u
oscurezca

Hendrix mediante
Volver arriba
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Foro de Villa Lugano -> Clases Particulares Todas las horas están en GMT - 3 Horas
Página 1 de 1

 
Esta página fue actualizada el 14 de July de 2024 a las 21:33:18 hs. Gracias por ayudarnos a crecer.