Cómo participar en el armado de una Guía de Turismo Accesible

Los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires tienen la posibilidad de participar del armado de la segunda Guía de Turismo Accesible de la Ciudad de Buenos Aires, proyecto que lleva adelante la Comisión para la Plena Participación e Integración de las Personas con Necesidades Especiales, COPINE, del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Para esta nueva edición, la COPINE busca sumar la colaboración e ideas de los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires para que brinden información sobre hoteles, museos, teatros, cines, librerías, restaurantes, etc. que conozcan y sean accesibles para personas con discapacidad.

El mecanismo de participación consiste en enviar un correo electrónico a la dirección ciudadaccesible@buenosaires.gov.ar con el nombre, el teléfono y la dirección del lugar. Luego de recibir esa información, el equipo del Área de Accesibilidad de COPINE se encargará de constatar la accesibilidad del mismo.

Distinción autoadhesiva

Los espacios accesibles recibirán una distinción para colocar en la ventana u otro espacio que consideren. La distinción es un adhesivo que explica que ese espacio es accesible. La siguiente imagen, es el modelo de distinción que recibirán los espacios accesibles:

¿Qué debe tener un edificio para ser considerado accesible?

Lo más fácil para darnos cuenta si un lugar es accesible para personas con movilidad reducida es que entre otras cosas, cuenten con rampas, ascensores, baños adaptados y señalización.

Un ejemplo que se puede citar es el de los cines o shoppings. En muchos casos cuentan con escalones en un ingreso, pero tienen puertas laterales donde hay rampas que permiten a las personas con discapacidad llegar a las boleterías y las salas. En el caso que las salas o los locales que se encuentren en algún subsuelo o en los pisos superiores, se debe contemplar que haya ascensores.

Otro requisito que es importante para que un lugar sea considerado accesible es que tenga baños adaptados para personas con discapacidad. El mismo debe estar identificado con el símbolo que representa a la discapacidad (un cartel cuadrado azul con el dibujo de una persona en una silla de ruedas). El baño debe ser amplio para que puedan acceder las personas en silla de ruedas.

También se pueden contemplar medidas para personas con otro tipo de discapacidad: menúes en braille para los ciegos en los restaurantes, señalética en braille, carteles luminosos para las personas con discapacidad auditiva, entre otros.

Publicado por Hernando el 22 de septiembre de 2009