Clausuran un frigorífico trucho en Villa Lugano

Un estacionamiento clandestino del barrio de Villa Lugano, que se utilizaba para el funcionamiento de un frigorífico y cuyos desechos orgánicos eran volcados a la red pluvial, fue clausurado como resultado de un allanamiento judicial en el marco del Plan de Acción por la limpieza del Riachuelo. La clausura inmediata y preventiva del establecimiento se asentó en la Comisaría N° 48.

En el operativo -realizado en el local de la calle Timoteo Gordillo 3898, intersección Castañares, cerca del barrio Piedrabuena- participó también la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, en su carácter de Presidente del Comité de Cuenca, y personal de la Policía Federal.

A la llegada de los funcionarios, todos los accesos se encontraban cerrados y debido a que nadie atendía a los llamados, se ordenó el ingreso forzado por una de las puertas, tras lo cual se apersonó el dueño del lugar.

Los inspectores constataron en el interior del lugar la presencia de personas en actividad; un camión cisterna, patente AFS 022, de 3500 litros de capacidad, que contenía un líquido color rojizo que aparentaba ser sangre mezclada con agua, así como varios graneles de 1000 litros y una cámara frigorífica de gran capacidad.

Una conexión antirreglamentaria a la cañería pluvial fue encontrada en la vereda. Allí desembocaba el efluente con sangre. Esta comunicación ilegal confluye en el sumidero ubicado en la zona Z 5 N° 17011, el cual también funciona fuera del marco legal. En dicho alcantarillado que está destinado solamente a drenar agua de lluvia, los inspectores actuantes observaron la existencia coágulos de sangre y restos de morcilla.

La actuación se originó en octubre de 2008 por reclamos de vecinos que denunciaron el funcionamiento del supuesto frigorífico que vertía sangre bovina a la red pluvial. A partir de entonces fueron varias las inspecciones que derivaron en multas por obstrucción de procedimiento. Inclusive, integrantes de la Dirección General de Control del Ministerio GCONT, la SAyDS y la Policía de Delitos Ambientales fueron impedidos de ingresar el pasado 23 de enero.

En consecuencia, la Dirección General de Control de la Agencia de Protección Ambiental del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño denunció el hecho al Juez Federal de Primera Instancia de Quilmess, Luis Armella, quien determinó la orden de allanamiento en el marco de operación de la Cuenca Matanza – Riachuelo. Armella fue designado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación para controlar las acciones que deben llevar a cabo el Estado Nacional, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires para el saneamiento de la cuenca Riachuelo-Matanza, por lo cual tiene competencias especiales.

El establecimiento tiene una solicitud de habilitación vencida, que data del 9 de enero de 2007, y por la cual el rubro que debe ejercerse es el de "Garaje para camiones y material rodante público y privado; volquete; mudanza". Los inspectores de la comuna clausuraron el local luego de comprobar que no posee Libro de Registro de Inspecciones, no cuenta con permiso de volcamiento, posee un conducto de evacuación antirreglamentario con conexión a pluvial y carece de matafuegos.

Ante la presencia de los agentes del gobierno, los vecinos se acercaron para realizar nuevas denuncias, entre las que se encuentran la proliferación de ratas y cucarachas debido a los restos orgánicos presentes en los conductos.

Publicado por Hernando el 30 de enero de 2009