Buenos Aires tendrá Policía Metropolitana antes de fin de año

La Policía Metropolitana estará en las calles de la Ciudad de Buenos Aires antes de fin de año, según lo manifestó Mauricio Macri, quien ratificó que le pidió al Gobierno nacional que ponga fin a la campaña de “agresiones sistemáticas contra la democracia” y que “pare con esta forma autodestructiva de gobernar nuestro país”.

“Al matrimonio presidencial quiero decirle algo: No nos van a parar. Está claro que ustedes quieren ir por todo. Han ido por la prensa, ahora han ido por Corrientes, por las empresas y parece ser que también quieren ir por la Ciudad de Buenos Aires, pero no nos pueden comprar a todos y no van a poder con nosotros”, advirtió.

Con el mismo énfasis señaló que “vamos a seguir trabajando a pesar de las agresiones y de los aprietes” y previno que en la Ciudad “sabíamos que al arrancar desde cero con una nueva policía estábamos tocando intereses de muchos sectores que conviven con la inseguridad”.

“Por el 10 por ciento de los casos de corrupción que tienen ellos (el Gobierno nacional), echaron a (Fernando) Collor de Melo” en Brasil.

El jefe de Gobierno se pronunció en esos términos en una conferencia de prensa que ofreció este mediodía en el palacio comunal acompañado por el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta y por el Secretario General de Gobierno, Marcos Peña.

Macri exhortó a que la Justicia “investigue de manera imparcial” el caso de las denuncias de espionaje y manifestó su “preocupación por este accionar mediático diario” del juez Norberto Oyarbide “con afirmaciones, a veces temerarias, que después tiene que rectificar”.

Dijo que coincide en ese sentido con las observaciones de los distintos analistas periodísticos que han cuestionado la manera de proceder del juez y señaló que “queremos que se investigue y estamos colaborando con la investigación”.

“Pero que se investigue en todo el campo de acción que corresponde y no que se investigue solamente de un lado y del otro lado no”, advirtió.

Anticipó, además, que pidió al ministro de Seguridad y Justicia, Guillermo Montenegro, que concurra esta tarde a la Legislatura para brindar informes y responder a las preguntas de todos los bloques políticos representados en ese cuerpo.

Macri confirmó que el licenciado Eugenio Burzaco asumirá la conducción de la Policía Metropolitana apenas regrese al país tras el viaje que está realizando actualmente a Israel y dijo “contra viento y marea y contra todos los palos que nos quieren poner vamos a seguir adelante con este compromiso que asumimos ante la sociedad”.

“Sabíamos que la creación de una nueva policía era una tarea difícil, compleja y riesgosa porque no había experiencia, pero no quisimos quedarnos en la política de los brazos cruzados, sin hacer nada”, afirmó.

Agregó luego que “este es nuestro aporte para combatir el flagelo de la inseguridad, para terminar con la angustia y con el miedo que hoy se vive en las calles y nuestras familias y para que los ciudadanos podamos recuperar la tranquilidad”.

Macri expresó finalmente su “agradecimiento por la actitud de tranquilidad, de paz y de respeto del pueblo argentino” frente al agravamiento cotidiano de la ola de inseguridad y “a pesar de que cada vez cuesta más llegar a fin de mes y no sabemos cuándo vamos a encontrar el camino para salir adelante”.

Reiteró también que el Gobierno debe reflexionar, porque “están fuera de control y tienen que darse cuenta que el 28 de junio la gente dijo claramente que no quiere seguir viviendo en medio de este clima de confrontación y que aspira a que se instale otra forma de convivencia entre los argentinos”.

Publicado por Hernando el 23 de noviembre de 2009