Sorpresivo mensaje del Papa Francisco a las personas reunidas en Plaza de Mayo

A las tres y media de la mañana, mientras miles de personas se hallaban reunidas en Plaza de Mayo a la espera de la ceremonia de coronación papal que tendría lugar en la Plaza San Pedro del Vaticano un par de horas después, se produjo un momento de gran sorpresa y sentida emoción, cuando el Papa Francisco se comunicó por teléfono con la Catedral y momentos más tarde fue puesto al aire para dejar su mensaje:

Queridos hijos, sé que están en la plaza, sé que están rezando... ¡Gracias por las oraciones! ¡Las necesito mucho!

¡Gracias por haberse reunido a rezar! ¡Es tan lindo rezar! Porque es mirar hacia el cielo, mirar hacia nuestro corazón y saber que tenemos un Padre bueno, que es Dios. Gracias por eso.

Les quiero pedir un favor: caminemos juntos todos, cuidémosnos los unos a los otros. Cuídense entre ustedes. No se hagan daño. Cuídense. Cuídense la vida, cuiden la familia, cuiden la naturaleza, cuiden a los niños, cuiden a los viejos. Que no haya odio, que no haya pelea, dejen de lado la envidia, ¡no le saquen el cuero a nadie!... ¡Dialoguen!

Que entre ustedes este deseo de cuidarse vaya creciendo en el corazón.

Y acérquense a Dios. Dios es bueno. Dios ¡siempre perdona!, Dios comprende. ¡No le tengan miedo!. Dios es padre. Acérquense a El.

¡Y que la Virgen los bendiga mucho! Que ella, como madre, los cuide.

Y por favor no se olviden de este obispo, que está lejos pero los quiere mucho. ¡Recen por mí!

Claves: 

Ciudad de Buenos Aires: 

Cultura: 

Comentarios