El Agua Subterránea - Formación de los acuíferos 
Documentos
Buenos Aires, Sábado 26 de Marzo de 2005
Fuente:  Proyecto Sistema Acuífero Guaraní

 

El Agua Subterránea

Una introducción a la formación de los acuíferos

El agua en la tierra:

El agua es un recurso natural finito y renovable, que se encuentra en la Tierra bajo tres fases: sólida (nieve, cascos polares, glaciares), líquida (ríos, arroyos, lagos, océanos, agua subterránea), gaseosa (nubes). Mediante sucesivos cambios de fase, a través de la evaporación del agua en superficie de la Tierra y posterior precipitación, se desarrolla el Ciclo Hidrológico.

El agua subterránea forma parte del Ciclo Hidrológico. Está constituida por agua de lluvia que penetra hasta capas del terreno que son capaces de alojarla y por donde circula. Al volumen de agua de lluvia que ingresa se le denomina recarga. El agua subterránea, a través de su circulación, alcanza áreas de descarga, que es por donde aflora a la superficie, alimentando ríos, arroyos, lagos, humedales.

Aproximadamente el 94% de las reservas de agua en planeta se encuentra en océanos y mares, el 4% en agua subterránea, el 1.98% en hielos y glaciares y el 0.02% en ríos y arroyos.

Los Acuíferos:

Se denomina acuífero a las capas de terreno que son capaces de alojar agua en sus poros y fisuras y que puede ser extraída en cantidades económicamente apreciables.

  • La circulación del agua en el terreno se da por flujos subterráneos desde poco profundos a muy profundos, entre los poros y fisuras de las rocas.
  • Si bien el agua superficial se observa en forma directa y es relativamente sencillo determinar las redes hidrográficas y seguir su evolución sobre el territorio, el agua subterránea no se ve y solo se la puede seguir en el subsuelo a través de estudios indirectos (geofísicos) o directos por medio de perforaciones.
  • Los flujos profundos, que corresponden a la recarga (infiltración) en áreas más elevadas topográficamente y alejadas, pueden circular a grandes distancias si las condiciones geológicas / hidráulicas se lo permiten pudiendo tener edades muy grandes (hasta 20.000 años, por ejemplo) desde que se insumieron.
  • El agua subterránea no reconoce fronteras políticas (que fueron trazadas siguiendo singularidades geográficas, cursos de agua superficial o límites arbitrarios). El agua subterránea alimentada en una cuenca hidrográfica de un determinado país puede atravesar las fronteras y ser explotadas por otro país.
  • Por eso los acuíferos pertenecientes a cuencas hidrogeológicas compartidas entre dos o más países tienen que ser manejados en forma conjunta y con un criterio ambiental de sustentabilidad.

Documentos - Agua Subterránea - Acuífero Guaraní
Descargue Flash Player para ver esta animación.